Las enfermedades y plagas del cultivo del olivo

Las enfermedades y plagas del cultivo del olivo

¿Qué características debe tener en cuenta un agricultor/a para el cultivo del olivo? ¿Cuáles son las enfermedades y las plagas más comunes en una plantación de olivos? ¿Qué tratamientos hay que tener en cuenta para que el control de plagas del olivo sea eficiente?

En este artículo, los especialistas de SUEZ Agriculture te facilitamos la información imprescindible para el óptimo desarrollo de una plantación de olivos; desde los requerimientos edafoclimáticos, hasta las enfermedades y plagas que más afectan al cultivo del olivo. Además, hacemos especial hincapié en los cuidados del olivo y en la importancia de disponer de una gestión integrada de plagas en la finca.

El cultivo del Olivo

¿Sabías que el número total de olivos en España está muy cerca ya de los 300 millones? Y es que el cultivo del olivo está presente en 13 Comunidades Autónomas. Aunque Andalucía, en especial Jaén y las regiones bañadas por el río Guadalquivir, continúa coronándose como la principal zona productora de la península ibérica. En este sentido, España sigue siendo la primera potencia mundial productora de aceite de oliva, con una superficie de olivares que ronda los 2,5 millones de hectáreas.

Tal y como especifica Jerónimo José Pérez Parra, Presidente del Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria y Pesquera, “el cultivo del olivo está experimentando en los últimos años un importante proceso de tecnificación y de modernización, que está conllevando tanto la mejora de la calidad de las producciones como la reducción del costo de los productos obtenidos. En este proceso de modernización, desempeña un papel fundamental la correcta realización de prácticas de cultivo del olivo que permitan obtener frutos sanos y bien desarrollados. Al mismo tiempo, resulta fundamental evolucionar hacia plantaciones de alta densidad, con una correcta distribución de los árboles que permita un aprovechamiento máximo del suelo y la luz, así como una total mecanización de las operaciones culturales”. Y para la consecución de estos objetivos, es fundamental que el agricultor/a conozca a la perfección los aspectos que detallamos a continuación.

 Características del cultivo del olivo

Con el fin de que el cultivo del olivo sea lo más fructífero posible cabe tener en cuenta lo siguiente:

- Breve descripción del olivo

El olivo [Olea europaea] es un árbol típicamente mediterráneo, de hoja perenne, que puede llegar a alcanzar los 15m de altura, de copa ancha y tronco grueso, longevo y resistente. La hoja del olivo oscila entre los 2cm y los 8cm de largo, con el ápice discretamente puntiagudo, de tonalidades verdes y grisáceas. 

- Clima idóneo para la plantación del olivo

Es una especie de secano, cultivándose en muchas regiones del mundo con clima mediterráneo. Por lo tanto, está adaptada a veranos secos y calurosos (hasta 40ºC), así como a inviernos fríos (10-12 ºC bajo cero) y con poca humedad (250-450 mm precipitación anual).

- Suelo óptimo para el cultivo del olivo

  • El olivo se suele cultivar en suelos de textura franca, bien aireados.
  • A diferencia de los frutales, los olivares resisten bastante bien la salinidad del suelo, aunque la producción se puede ver afectada.
  • El pH más adecuado para el cultivo del olivo se sitúa en 7.
  • Se desarrolla en suelos de más de 1,2m de profundidad.
  • En cuanto al abonado del olivo, el suelo necesita un buen equilibrio de nutrientes, donde el nitrógeno, el fósforo y el potasio juegan un papel imprescindible para un mejor desarrollo y calidad de las cosechas. Si te estás preguntando cuándo abonar los olivos, la mejor opción es que consultes los calendarios que detallan las recomendaciones orientativas de abonado según la variedad de olivo de tu plantación.

- 5 premisas fundamentales para el cultivo del olivo

  1. Efectúa una poda apropiada a la variedad, edad y estado vegetativo de tu plantación de olivos.
  2. Desarrolla labores en el terreno o el mantenimiento del suelo por métodos sin laboreo.
  3. Fertiliza el suelo por vía foliar, con la ayuda de fertilizantes o por la combinación de ambas.
  4. Instala sistemas de riego eficientes en zonas con precipitaciones escasas.
  5. Realiza los controles fitosanitarios pertinentes a tu cultivo de olivo. 

Plagas y enfermedades más comunes en el cultivo del olivo

Plagas del olivo

  • Arañuela del olivo [Liothrips oleae]

Tratamiento del olivo: realízalo únicamente si existe una fuerte infección. En tal caso, debes emplear productos organofosforados en primavera y verano.

  • Polilla del olivo [Prays oleae]

Tratamiento del olivo: usa un producto que tengan como base compuestos organofosforados (dimetoato) con efecto larvicida y adulticida. Aplícalo antes de la floración.

  • Mosca del olivo [Dacus oleae]

Tratamiento del olivo: las elevadas temperaturas estivales y otros agentes naturales impiden el desarrollo de esta plaga del olivo. Si no fuera el caso, efectúa un tratamiento químico con dimetoato y diazinon.

  • Escarabajo picudo [Coenorrhinus cribripennis]

Tratamiento del olivo: posteriormente al cuajado del fruto, aplica ésteres fosfóricos.

  • Barrenillo del olivo [Phloeotribus scarabaeoides]

Tratamiento del olivo: esparce muchas ramas recién podadas por el suelo, ya que atraen a esta plaga de olivo. Después quémalas o realiza algún tratamiento fitosanitario con productos organofosforados.

  • Cochinilla del tizne [Saissetia oleae]

Tratamiento del olivo: aplica un tratamiento fitosanitario con carbaril en el mes de agosto.

Enfermedades del olivo

  • Repilo [Cycloconium oleaginum]

Tratamiento del olivo: usa los productos cúpricos en primavera y en otoño.

  • Caries de la madera [Stereum birsutum…]

Tratamiento del olivo: aplicaciones con pincel de Caldo Bordelés o mástix cicatrizante.

  • Micosis de la aceituna [Sphaeropsis dalmática]

Tratamiento del olivo: se recomienda combatir los insectos que originan esta enfermedad del olivo, porque los tratamientos funguicidas obtienen resultados muy modestos.

  • Lepra de las aceitunas [Gleosporium olivarum]

Tratamiento del olivo: 2-3 tratamientos con productos cúpricos.

  • Cescorporiosis del olivo [Cescorpora cladosporioides]

Tratamiento del olivo: a base de Caldo Bordelés en otoño y primavera.

  • Fumagina [Alternaria tenuis, Capnodium olaeophilum…]

Tratamiento del olivo: igual que la micosis de la aceituna, debe combatirse en primer lugar la plaga de insectos y, posteriormente, aplicar un tratamiento funguicida.

 

>> Si necesitas información más específica sobre el control de plagas del olivar, te recomendamos el estudio “Técnicas de cultivo: plagas y enfermedades de los olivos”, elaborado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía.

 

En SUEZ Agriculture, conscientes de la importancia de la gestión integrada de plagas, asesoramos a empresarios agrícolas en la optimización de los procesos de producción y en el correcto estado de sus cultivos. ¡Descubre nuestras soluciones en asesoramiento de sistemas de cultivo y del control del suelo, agua y cultivo!